La eficiencia puede ser dañina

Ser eficiente es dañino

La eficiencia es dañina a veces. Cuando haces las cosas bien, rápido, a tiempo, con pocos recursos, sin molestar a terceros,  muchas veces das la falsa percepción para algunos observadores que lo que haces es sumamente fácil y por tanto, sin mérito.

Mientras, otra persona, que se «ahoga» en un vaso de agua, que permanece horas dándose golpes contra la pared, camina de un lado a otro durante toda la mañana y toda la tarde,  sen encarga de hacerle saber  a todo el mundo que tiene mucho trabajo,  da la sensación que trabaja mucho cuando en realidad probablemente sea ineficiente o carece de algunas herramientas comunicacionales vitales.

Obviamente, este caos y desorganización interna, esta falta de vectores de direccionamiento y programación produce en esa persona un bloqueo para otras actividades y funciones, son esas personas que no pueden comenzar a realizar otra tarea hasta que terminan la que tiene pendiente (No multitasking).

¿Ser o Parecer?

alta competencia eficiente

Al fijarnos en algunos deportistas de alta competencia, profesionales o de nivel olímpico nos encontramos ejemplos maravillosos. Quienes van a la punta durante kilómetros en una prueba tan exigente como la Maratón de 42 Kms de los Juegos Olímpicos, llevan un ritmo de carrera que pocos de nosotros podríamos mantener. pero lo que más sorprende es que puedan hacer «sin esfuerzo» la última vuelta al óvalo de 400 mts en 60 segundos o menos.

Les invito a hacer prueba y luego de un calentamiento previo y sin hacer ningún gasto físico previo, intenten dar una sola vuelta al óvalo olímpico, el cual mide 400 metros de longitud.  Corra a todo tren y entérese cuán difícil es hacerlo en menos de 70 segundos. Y es que esa es una característica de ser deportista de Alta Competencia: Hacer las cosas que para la mayoría son difíciles y complicadas, sin mostrar esfuerzo, aunque un gran esfuerzo intrínsecamente exista producto de años de práctica, entrenamiento y condicionamiento físico y mental.

El valor del conocimiento

Existe una anécdota, hoy día muy representada en memes, sobre  el técnico que llega a reparar el televisor de un cliente cuya señal repentinamente perdió la nitidez.

El técnico en cuestión abrió la tapa posterior del aparato, observó unos segundos, sacó un destornillador plano con el cual ajustó un tornillo unos cuantos milímetros y de inmediato la señal se compuso. El técnico volvió a colocar la tapa y cerró el televisor.

El cliente maravillado le preguntó que cuánto le debía y el técnico le dijo que eran $100. Asombrado y molesto el cliente reclamó que porqué le cobraba tanto si sólo había tardado 1 minuto en hacer la reparación y apenas darle la vuelta a un «tornillito», a lo que el técnico le contestó: “Darle vuelta al «tornillito» solo se costará 1$, los restantes $99 son por saber qué tornillo girar y el punto exacto hasta dónde debo darle vuelta para que se la imagen se vea perfecta”.  Esta paradoja confirma que la eficiencia es dañina.

¿Promoción u Observación?

Promoción Observación Chisme

Darse cuenta qué trabajadores son realmente eficientes suele ser difícil para algunos gerentes y radica fundamentalmente en carencias comunicacionales internas. Ciertamente algunos trabajadores no son capaces de dar a conocer su potencial y sus metas alcanzadas.  Pero también, muchos gerentes sufren de ceguera laboral y alimentan su evaluación a partir de charlas. Se preocupan más que un trabajador que terminó una determinada tarea en el tiempo solicitado se esté tomando un café y piense que está perdiendo el tiempo cuando en realidad estas pausas bien administradas, aumentan la productividad, influyen en una mejor interacción entre compañeros y propician un mejor ambiente laboral.

Creo que la solución inteligente, es seguir siendo eficiente, pero teniendo cuidado de esbozar matices de ineficiencia controlada, para no herir susceptibilidades y pasar la mayoría de las veces desapercibidos. Hay que saber hasta cuándo darle a la perilla del brillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.